1 de 10

2 de 10

3 de 10

4 de 10

5 de 10

6 de 10

7 de 10

8 de 10

9 de 10

10 de 10

Ferias

Galerias: Reflexiones de mi octava visita al Salone del Mobile Milán

Viernes 28 de Abril de 2017 Publicado por Jorge Diego Etienne

Hace 10 años viajé por primera vez a la Semana del Diseño en Milán, mejor conocida como el Salone del Mobile. Definitivamente es mi evento favorito del año y reflexionando al respecto puedo afirmar que ha marcado mi formación y crecimiento como diseñador: estricto y fanático del diseño. Hace 9 años, cuando todavía era estudiante, viajé por segunda vez a Milán y creé Designaholic, con la intención de compartir todo lo que veía ahí. Dos años después me dije a mi mismo que tenía que exponer en Salone Satellite algún día y, cuando empecé mi estudio en el 2012, fue clave regresar a Milán para inspirar esta nueva etapa. En los últimos dos años he podido presentar mi trabajo en el escenario de diseño más importante en el mundo y, después de otro Salone lleno de emociones, tengo varios pensamientos que quiero compartir en esta columna.

Una de las cosas que más he aprendido a valorar en el negocio del diseño es la constancia, y no hay diseñador más constante que Jasper Morrison. Cada año presenta un par de nuevos diseños en colaboración con algunas marcas con las que ha construido fuertes relaciones, forjando una perfecta representación de su visión del diseño super normal donde nos provoca sensaciones extraordinarias con gestos estéticos ordinarios. Su nueva silla para Emeco no es excepción. Esta empresa americana tiene una rica historia y tradición, que inició en 1944 fabricando sillas indestructibles para submarinos. Posteriormente, en 1998, comenzaron a trabajar con diseñadores que apreciaban esta herencia en manufactura como base para empujar nuevas creaciones.

Konstantin Grcic, otro de mis diseñadores favoritos, también se presentó este año en Salone del Mobile. Nunca deja de sorprenderme ya que rara vez es repetitivo en cuestión de estilo o forma, algo que he aprendido a apreciar al reconocer lo difícil que es generar ideas completamente novedosas en cada proyecto. En la nueva silla para Plank, Monza Bistro Chair, combina plástico y madera de una manera exquisita.

Maruni se ha consolidado como la referencia del mobiliario japonés dentro del Design Week en Milán. Han trabajado constantemente con dos de mis diseñadores predilectos, Naoto Fukasawa y Jasper Morrison. Tuve la oportunidad de visitar la fábrica de Maruni en Hiroshima hace unos años cuando vivía en Japón. Cada silla es una combinación perfecta de artesanía y tecnología, conocimiento y oficio, logrando formas elegantes y cálidas mediante un ejercicio de diseño perfecto. También es un gusto siempre saludar y escuchar a mi amigo Koda Munetoshi sobre los nuevos productos e iteraciones que han hecho a su línea de productos

Por otra parte, una marca que me cautiva cada edición del Salon del Mobile es Moroso, un vivo ejemplo del maximalismo con diseños llenos de texturas, colores, materiales y una vibra festiva en cada detalle. Muchas piezas de Moroso son fabricadas por el taller Greenlight del artista Olafur Eliasson, un programa de educación artística dirigido a refugiados e inmigrantes. Patricia Moroso se ha vuelto un personaje y una voz en el mundo del diseño con un statement tanto estético como social.

Una de las cosas que más me emocionaron en esta edición del Salon del Mobile fue el regreso de Established and Sons, una editora inglesa que marcó pauta en el mundo del diseño desde sus comienzos en 2005 con colaboraciones de los creativos más importantes de la escena actual. Después de una verdadera (y trágica) novela, E&S tiene de regreso a Sebastian Wrong como director creativo y estuvo presente en Rho con un booth que incluía algunos de sus greatest hits

El Salone no es solo ir a ver muebles, es ir a conocer propuestas de todo el mundo ya sea en productos o en conceptos que encuentran eventos o instalaciones para manifestarse. Este año hubo cosas increíbles. Nendo destacó sobre todos con su exposición “Invisible Outlines” donde mostró productos, instalaciones y experimentos de su estudio. Otra de mis expos favoritas fuera del evento principal fue la muestra del 20 aniversario del Salone Satellite en Fabbrica del Vappore. Fue muy impresionante ver todos los proyectos de personajes reconocidos del mundo del diseño que marcaron sus inicios en Satellite, y por supuesto también es muy inspirador para mí que estuve por segundo año en esta exposición en Rho.

Siempre es un orgullo ver a otros diseñadores mexicanos presentando su trabajo en el Milan Design Week. Este año hubo una participación increíble desde colaboraciones con empresas internacionales hasta proyectos independientes como la silla Veracruz por Diseñadores de Mundos en Ventura Lambrate, ¿pueden creer que se produjo en Tlacotalpan, Verzacruz? Fabricada por artesanos durante el taller The Chair That Rocks ¡y ahora expuesta en Milán!

Participar en este evento también es una oportunidad de mantener contacto con amigos y colegas que he hecho por todo el mundo gracias a haber estudiado y trabajado en lugares como Nueva York, Londres, Milán, Francia, Holanda y Japón. Cada año es un gran gozo poder volver a encontrarme con personas de todo el mundo que comparten esta pasión por el diseño, y eso es algo que solo pasa durante el Milan Design Week.

 

 

Estoy publicando una serie de video blogs varias entrevistas con diseñadores mexicanos que estuvieron en esta edición del Salone del Mobile en Milán. Suscríbete a este canal de Youtube para recibir las notificaciones.

 

Me encanta compartir lo que estamos haciendo en el estudio y nuestra visión sobre el diseño a través de nuestras redes sociales. Puedes seguirme en InstragramFacebook y Twitter. También te invito a visitar el blog del estudio y a que te suscribas a nuestro newsletter

Comparte este artículo:

Publicidad

Reciente

Tienes algo que decir de: "Reflexiones de mi octava visita al Salone del Mobile Milán"

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Sé el primero en comentar.