Diseño

Impresiones: Diseño​ ​desapercibido

Miércoles 22 de Noviembre de 2017 Publicado por Mariana Loaiza Félix

¿Por​ ​qué​ ​debería​ ​de​ ​importarme​ ​el​ ​diseño​ ​si​ ​yo​ ​honestamente​ ​solo​ ​compro​ ​en Liverpool?​ Una pregunta que escuché en una mesa mientras comía una vez. Si no mal recuerdo, la persona que me preguntó esto, era comunicólogo, y su trabajo era organizar la información de los empaques de medicina , por lo que me pareció extraño que me preguntara eso sí el diseño de la información de su trabajo es de vital importancia para muchas personas.

Cuando hizo esa pregunta recuerdo que lo miré y lo que noté inmediatamente fueron todas las cosas que estaban a su alrededor. El tenedor que tenía en su mano, una botella de vidrio de donde bebía cerveza, un plato, servilletas, su mochila, su ropa, su smartphone, un menú que había inspeccionado minutos antes. Me reí por dentro. Absolutamente todo había sido diseñado por alguien en algún momento, aunque las hubieran comprado en alguna tienda departamental.

 

En pocas palabras, el diseño importa porque está en todos lados aunque lo notemos o no y curiosamente es el bien logrado el que usualmente no notamos, el que pasa desapercibido. Por ejemplo, viviendo en la Ciudad de México, muchas veces prefiero tomar el metro que estar horas atorada en el tráfico. El sistema de señalización es sencillo, legible y en mi opinión hasta estéticamente agradable. Quieres transbordar en una línea y lo tienes muy claro todo. Claro que si te subes a horas pico no hay señalización que mitigue el agobio que se siente por las multitudes y te salve de uno que otro empujón, pero ese es otro tema. Por otro lado tenemos el metrobus. Una total pesadilla. Estaciones diminutas, donde no puedes ni caminar sin ser golpeado, líneas confusas donde no sabes ni dónde ni cómo hacer el transbordo, ¿Qué metrobús tienes que tomar para ir a la línea roja desde la morada?. Todo un misterio. Claro, le preguntas a alguien y listo, pero ¿no es ese el trabajo del sistema de señalización? Si un turista o alguna persona que no hable español sube ahí espero que nunca tenga que cambiar de una línea a otra o se suba al metrobús equivocado. 

Podría escribir una pequeña tesis de lo frustrante que es la experiencia de subirme al metrobús de la Ciudad de México, en cambio del metro digo que funciona y ya. Pero si un día desaparecieran todos los letreros y mapas del metro que alguien le avise a mi jefe que ese día llegó tarde a trabajar porque seguramente estoy perdida en la estación de Tacubaya sin saber a dónde ir. Son cosas que damos por sentadas en nuestras vidas pero al momento de desaparecer nos damos cuenta de que tan útiles son.

Ese es solo un caso, donde el diseño de un sistema de señalización afecta la vida de millones de personas sin que ellas siquiera se den cuenta. ¿Y los objetos que nos rodean en nuestra vida cotidiana no tienen el mismo efecto? Objetos que se integran de tal forma a nuestras vidas que parecen siempre haber estado ahí para nosotros (si también los que venden en Liverpool). El diseño no es solamente eso que se expone en las ferias más importantes del mundo o que ves en las revistas con más renombre, el diseño está en los objetos de la vida cotidiana.

El sartén que compraste en Soriana por $300 pesos tuvo detrás a un equipo de diseñadores desarrollando el proyecto por un par de años como mínimo, si, años. Las sillas donde te sientas en la fondita a comer entre semana fueron el trabajo de alguien más por mucho tiempo. La llave del agua de tu baño que abres todos los días para lavarte la cara tuvo un proceso minucioso y exhaustivo para poder llegar hasta donde está ahora. Cosas que no notamos pero con las que vivimos todos los días son objetos de diseño, no por no tener en tu casa una silla Superleggera por Gio Ponti, no significa que estás exento del diseño en tu vida.

Si el mejor diseño es el que no notas, el que se acopla a tu vida de manera natural, la hace más fácil, y aunque muchas veces pasa desapercibido, si un día desapareciera si que te darías cuenta que algo hace falta.

 

Comparte este artículo:

Publicidad

Reciente

Tienes algo que decir de: "Impresiones: Diseño​ ​desapercibido"

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Sé el primero en comentar.