Arquitectura

Naoshima y el mar Seto: arquitectura, arte y naturaleza en Japón (Parte2)

Miércoles 9 de Noviembre de 2011 Publicado por Equipo Editorial

Naoshima cuenta con 3 obras del aclamado arquitecto japonés Tadao Ando, la Bennese House (de la cual hablamos el Lunes) y los museos Lee Ufan y Chichu Art. Continuando con nuestra serie de posts dedicados al viaje que hice a la isla de Naoshima y el mar Seto durante mis ultimas semanas en Japón, hoy hablaré de estos museos que Tadao Ando diseñó incluyendo a varios de los artistas en el proceso creativo para acomodar el espacio a sus obras de arte.

Utilizando la topografía de la isla a su favor, Tadao Ando diseñó el Lee Ufan Museum para acomodar varias piezas de dicho artista. El museo esta insertado en un valle, compuesto por 3 cuartos y un patio interno triangular, y una explanada en su exterior. No hay anuncios, no hay nada que sugiera que este es un museo, y su entrada es prácticamente invisible. Lo único que anuncia que se debe de visitar este lugar es una escalinata que baja desde la calle hacia la explanada y un par de esculturas colocadas en su exterior.

La entrada al museo es por medio de dos pasillos paralelos de paredes altas, que sirven como preparación para el espacio y arte verdaderamente minimalista que esta al interior.

Lo que sigue es un patio interno triangular que parece enmarcar el cielo, seguido por los 3 cuartos los cuales están dentro de la montaña. Tadao Ando trabajo a la par de Lee Ufan para que los espacios exhibieran de la mejor manera sus obras, lo cual crea un ambiente especial, aunque sea un museo relativamente pequeño.

El Chichu Art Museum es la atracción principal de la isla de Naoshima, y una de las obras más reconocidas de Tadao Ando. Aquí de nuevo trabaja con la topografía y la naturaleza, creando un museo totalmente dentro de la montaña. Aquí se exhibe el trabajo de 3 grandes artistas: Claude Monet, Waler de Maria y James Turrell. Esta “arquitectura interna” es indescriptible, haciéndolo totalmente invisible desde afuera, y un gran recorrido en su interior.

Los espacios creados a partir de aperturas hacen patios internos que inundan de luz el museo y contrastan con los laberintos oscuros que te llevan hacia las obras. De cierta forma, el diseño arquitectónico juega con tus sentidos y te prepara para experimentar el arte de una manera intima. Después de llegar a la parte más baja del museo, fui sorprendido al entrar al espacio de Walter de Maria: un cuarto enorme con luz natural que rebota con las esculturas doradas en cada una de sus 4 paredes. En medio de la escalinata que cruza el espacio hay una de sus esferas de Walter de Maria que hace que toda la instalación paresa una escena surrealista.

El espacio de Claude Monet muestra 4 de sus obras Water Lillies. De nuevo sentí que el espacio esta diseñado para estimular mis sentidos y cambiar la forma en la que percibo el arte. Antes de entrar tuve que quitarme los zapatos, y al entrar me sentí como el piso tenía una textura inquietante creada por millones de cuadritos de piedra. Esto combinado con la baja iluminación y el espacio sin esquinas me causo una sensación muy extraña. He visto muchos Monets en mi vida, pero en ninguna ocasión he sentido algo parecido a esta ocasión.

La culminación de estos espacios que estimulan tu percepción del arte y el espacio son los que Tadao Ando creó en colaboración con James Turrell. Este artista reconocido por sus instalaciones de luz tiene 3 obras que abarcan diferentes etapas de su carrera; los experimentos con luz, sus instalaciones de luz artificial y finalmente su apreciación por el cielo y la luz natural.

El cierre con broche de oro fue ver el anochecer dentro del espacio “Open Sky” diseñado por Turrell, donde creó un cuarto especial para apreciar el cielo. Después de cerrar el museo me quedé al show especial donde estuve por una hora dentro de este cuarto donde por medio de cambios de luz juegan con los colores del anochecer y tu forma de percibirlos. Es una sensación muy difícil de describir.

Realmente hace una gran diferencia el que se haya tomado en cuenta a los artistas en cada uno de estos museos ya que lograron de una manera muy efectiva acomodar sus obras y hacer que se sintieran una con el espacio, a diferencia de la mayoría de los museos donde el arte es, se ve y se siente como algo “insertado”. Aunque Naoshima es la atracción principal del proyecto del Mar Seto, todavía falta el tercer post de esta serie donde hablaremos de las islas de Tesjhima e Inuyima.

Más info:
www.benesse-artsite.jp/en

Vean aquí la primera parte de “Naoshima y el mar Seto: arquitectura, arte y naturaleza en Japón

*Tadao Ando en Designaholic:
Visitando la Iglesia de la Luz por Tadao Ando
Visitando el Museo Chikatsu Asuka por Tadao Ando
Visitando el Museo de Sayamaike por Tadao Ando
Visitando la Villa Oyamazaki por Tadao Ando
Omotesando: la arquitectura de la compras en Tokio
Tadao Ando: Casa en Monterrey

Comparte este artículo:

Publicidad

Reciente

Relacionado

Tienes algo que decir de: "Naoshima y el mar Seto: arquitectura, arte y naturaleza en Japón (Parte2)"

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Sé el primero en comentar.