Diseño Diseño Gráfico Los que hacen

Los Que Hacen: Romérica

Jueves 26 de Mayo de 2016 Publicado por André Mooij

“Los Que Hacen – Cultura Visual en México”, es una iniciativa por André Mooij para publicar nuevos talentos estudiantiles, tener conversaciones con personas influyentes y abrir temas de debate en relación a las artes gráficas, principalmente en México y América Latina.

Dentro de las artes existe el concepto de la apropiación que consiste en el acto de extraer o separar algo de la cultura popular y posicionarlo dentro de otro contexto. Esta herramienta ha sido utilizada por grandes artistas como Jeff Koons, Claes Oldenburg, Marcel Duchamp, entre otros.

Generalmente, toda persona que entra en contacto con la obra de algunos de estos maestros manifiesta una fascinación instantánea por el puro hecho de que el contexto de la obra no es la apropiada. Observar una escultura de un animal de globo en un museo no es normal, menos si mide 2.5 mts. de altura y si lo comparto en mi Facebook o Instagram, recibiré los likes que busco porque a todos también les parecerá interesante. Correcto, pues es lo que estos artistas buscan, interacción.

Ahora, siendo un concepto que sin duda sigue siendo interesante, es complicado llevarlo a otra disciplina creativa, como por ejemplo, el diseño gráfico.
Balloon Dog (Blue), 1994?2000, and Tulips, 1995?2004 High chromium stainless steel with transparent color coating 121 x 143 x 45 in. and 80 x 180 x 205 in.
Durante los primeros años de mi carrera fui inspirado por gráfica de la época tardo-modernista, porque eso fue lo que muchos maestros dijeron que me debería de inspirar. Sin duda hice caso y el trabajo de Massimo Vignelli, Wim Crouwel, Paul Rand y otros diseñadores dejaron un legado significativo dentro mi espectro de conocimiento visual. Sin embargo hace un par de años empecé a sentirme frustrado con el modernismo, sentía que la estética ya no debería de tomar la importancia que tanto añoramos en el contexto visual mexicano y la idea o concepto debe de tomar el puesto central de toda manifestación de diseño gráfico para retar al receptor e interactuar de forma más significativa. Sabía lo que buscaba pero no sabía donde encontrarla.

El año pasado me tomé un tiempo para viajar a Nueva York y profundizar en mis estudios de tipografía así como conocer más de los estudios de diseño y diseñadores independientes que están haciendo cosas interesantes. Una de estas interacciones consistió en conocer al gran maestro Bob Gill, uno de los cinco fundadores originales de Pentagram y freelancer extraordinario y multidisciplinario.

Una de las teorías centrales de Bob Gill es que desde que se dedica al diseño gráfico, existen pocos diseñadores que dan lugar a una opinión propia en su trabajo, es decir, no se salen de la opción estética más interesante porque los estándares de la cultura visual general dictan que entre más estilizado y arreglado es una pieza visual, es más interesante. Debido a esto, existe un ruido visual ubicuo de tendencias presentes en el diseño gráfico que vuelve todo “estético”. Sin embargo, si todo está estilizado, nada está estilizado.

Designaholic_Romerica_2

Esta premisa me cautivó porque parecía ser el antídoto que anhelaba, una forma de diseñar que rompe con la práctica paradigmática de diseño. “Inventar una imagen que representa tu opinión, única a tu forma de pensar”. Parecía lógico y sencillo.

Tratando de poner en uso esta nueva perspectiva, empecé por utilizar la narrativa paródica o romérica en mi trabajo que básicamente consiste en no solamente re-contextualizar algo, sino re-jerarquizar su importancia en el mundo. Similar a la sátira en la comedia, creo que es una herramienta que ayuda a socializar un concepto para que sea admisible por todos.

Inicialmente hice algunos experimentos personales, seguido por el estilo visual personal del estudio de diseño que dirijo, y ahora lo empleo a mi metodología de trabajo, ha resultado interesante la reacción de clientes y colaboradores, algunos negativos pero la mayoría positivos, lo cual está perfecto, ningún diseñador debe de diseñar todo.

Creo que las sub-disciplinas como el branding y el diseño editorial en México han facilitado la comercialización del diseño gráfico, es más ubicuo el deseo por tener diseño estético y parece ser la tendencia que nunca va a morir, esto hasta cierto punto es cierto. ¿Pero cuándo vamos a llegar al punto de que todo sea tan estético que nada es estético y por consecuencia nada va a parecer interesante?

Designaholic_Romerica_3
Hasta cierto punto, la parodia es necesaria en el contexto mexicano porque existe mucha diferencia de ideología entre la sociedad, la polarización en México está tan presente en la vida mexicana que el único escape para muchos, es reírse. Los caricaturistas lo hacen, así como los periodistas, músicos, artistas, etc. ¿Por qué el diseñador gráfico no puede utilizar la parodia o el humor en su trabajo?

Deben de existir debates, diálogos, cátedras y demás para hablar sobre la importancia y relevancia del diseño gráfico en México, puede ser que esta metodología que presento no sea la adecuada para todos y de verdad espero que no sea así, una comunidad diversa es una comunidad sólida. Pero como digo, es importante dialogar sobre estos puntos en la gráfica nacional. Toda burbuja truena y la burbuja del branding crece de forma desmesurada.

Este post fue publicado por primera vez el 21 de Septiembre del 2015 en el blog “Los que Hacen

Comparte este artículo:

Publicidad

Reciente

Relacionado

Tienes algo que decir de: "Los Que Hacen: Romérica"

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Sé el primero en comentar.