Diálogos Fuera de Contexto: La Ciencia

Miércoles 9 de Abril de 2014 Publicado por Fuera de Contexto

25 de Marzo, México DF.

José escribió:

Antes de arrancar, chutate este video a partir del min. 5:43 (aunque vale la pena todo).

Siempre me ha entusiasmado la ciencia. Desde chico, me encantaba leer  La Chispa (que ya no existe) o ver El Mundo de Beakman, luego Mythbusters, y últimamente, Cosmos, tanto la versión clásica con Sagan, como la nueva de Neil deGrasse Tyson.

 Designaholic_FdC_Ciencia_02

Algo que me ha ayudado a ser fan de la ciencia, es aprender a ser más analítico y menos visceral en mi toma de decisiones. El no dejarme influir por lo que dice un medio de comunicación o una figura de autoridad. Como dice la frase de la Royal Society: Nullius in Verba, es decir, “en la palabra de nadie”. Buscar la verdad  a través de la experimentación y prescindir de las opiniones. Al menos a eso quiero llegar.

Entonces, en  México, un lugar donde  la gente confía mas en la magia que en la ciencia, ¿como podremos vincular el proceso de diseño con la ciencia?

¿Por dónde empezar?

28 de Marzo, Bhagsu, Himachal Pradesh, India.

 Miguel escribió:

 

Es cierto que la ciencia (y por ello entiendo a qué te refieres al razonamiento científico, etc..) nos ha dado y nos puede dar muchas respuestas respecto a nuestro entorno. Pero la ciencia no lo es todo. Estoy de acuerdo con Carl y su argumento, hay un vacío existencial que muchos pseudo-astrólogos (etc) llenan con trucos de quinta que la gente consume sin cuestionarse. Sin embargo también creo que hay cosas que la ciencia en sí no puede explicar (aún) que es mucho más densa que la causa y el efecto de las cosas y tiene que ver con la esencia de nuestro ser. (Side note: toma en cuenta que escribo esto desde la capital del gobierno del Tíbet en el exilio, los monjes y el contexto me ha llegado)

Dejando eso de lado… Si más de la mitad de los mexicanos confían más en la magia, religión y supersticiones que en la ciencia y la razón… tenemos un problema grave.

Designaholic_FdC_Ciencia_06

Definitivamente es más que necesario inculcar un razonamiento lógico y deductivo para resolver problemas complejos y producir diseños que hagan sentido (de ahí mi aprecio por Mr. Sherlock).

La respuesta sencilla sería decir que es más necesario usar procesos como los que promueve Eric Ries en su libro Lean Startup… si no lo han leído aquí les va un mini-resumen de lo que propone: Prototipa rápido pequeños elementos de tu diseño, pruébalos con tu mercado meta, refina, itera, escala cuando encuentres algo que funcione… y así sucesivamente. Es decir: aplica el razonamiento científico a la manera en la que diseñas y lanzas tus productos al mercado.

 Designaholic_FdC_Ciencia_03

Sin embargo creo que, aún que esta es parte de la solución, no es la solución completa, porque falta aplicarle el contexto mexicano. En nuestro país así como en muchas partes del mundo los clientes no quieren saber de procesos, quieren saber de resultados. Por presiones económicas y/o educativas (ambas válidas) empujan por tener algo que funcione de manera rápida y barata. En otras palabras, no pagan por el proceso que sería necesario para acercar más al diseño con la ciencia. Dejan y dejamos las cosas más al azar, al feeling, al mantener lo que se tiene y no continuar con algún tipo de progreso.

Cómo lograr eso… eso sí que no lo sé… tengo una idea pero es algo compleja, como quizás lo es su solución… a tí que trabajas más directamente en el contexto mexicano que se te ocurre?

30 de Marzo, México DF.

José escribió:

Mira como me aventaste la pelotita ¿eh?

Creo que el problema lo dijiste bastante bien. El cliente no le interesa el proceso, pero el resultado. Y esto es muy grave para los negocios, la economía y nuestra sociedad. Por alguna razón, muchos mexicanos (y esta vez no me incluyo, porque al menos no quiero ser así…), estamos acostumbrados a tomar decisiones con el corazón y no con el cerebro. Se toman decisiones importantes en función a los deseos y aspiraciones, pero no en función a lo que más conviene. Es así como a+b=c, pero chale, yo quiero que a+b=d, por que c no es tan sexy como d. Y lo peor del caso, es que se toman decisiones precipitadas que al final son mucho más costosas que la cotización que le manda un diseñador.

No sé si es una respuesta, pero podemos empezar  en comunicar nuestro proceso de manera más tangible, más incluyente, y lo más importante, que en nuestros proyectos, que el corazón sea el que nos motive, pero el cerebro el que nos ayude a tomar decisiones.

De esta manera, según yo, podemos empezar a que nosotros los diseñadores seamos que ser más como los astrónomos y menos como los astrólogos.

Y estoy segurísimo que tu tienes algo que compartir al respecto, sobre todo regresando de tu aventura en la India y tu proyecto de re plantear el baño.

2 de Abril, Delft, Holanda.

 Miguel escribió:

Las respuestas a nuestros problemas no van a ser nunca 100% lógicas porque somos humanos e irracionales. Las decisiones que tomamos en el día a día no son regularmente más basadas en deseos y frustraciones que en la lógica per se. Es trabajo de los diseñadores designar objetos y servicios que hagan sentido en en este contexto a la población en turno. Podemos desear y pedir por una mejor educación para nuestro país, mientras tanto tendremos que utilizar estos procesos mentales a nuestro favor de la mejor manera posible.

Te doy un ejemplo de cómo el diseño puede colaborar y convivir con la superstición y la religiosidad. La India tiene un gran problema de saneamiento, las calles de las ciudades (no los lugares fancy turísticos por supuesto) son extremadamente sucias, son casa de parásitos y enfermedades que afectan enormemente a la sociedad. Uno de los problemas es que los hombres de cierta clase social orinan en cualquier lugar. El gobierno intentó de todo para educar y poner fin a esta práctica que se lleva a cabo en muchas calles y espacios públicos. Intentó poniendo urinarios públicos y accesibles, marcando las paredes con mensajes que crearan conciencia con la población, etc… Pero nada resultaba lo suficientemente efectivo como para generar un cambio fundamental… Una solución ha resultado ser efectiva recientemente, y consiste en colocar imágenes religiosas a la altura que uno orinaría en las calles de ciertos espacios públicos… y ha funcionado de maravilla.

 Designaholic_FdC_Ciencia_01

Nos toca vivir donde nos toca, y si creemos ser más inteligentes o cultos o racionales que los demás (posición que se me hace poco modesta y peligrosa si no se toma con humildad, al final ambas son creencias) tenemos que reflejarlo en diseños y productos que guíen, convivan y eventualmente eduquen a la población utilizando los medios que de mejor manera entiendan.

No se trata de hacer cosas bonitas, se trata de conectar mediante diferentes procesos con las personas (sean quienes sean) para (idealmente) mejorar su calidad de vida. No crees?

2 de Abril, México DF, México.

José escribió:

Entiendo perfecto tu ejemplo de utilizar imágenes religiosas para cambiar un comportamiento negativo de las personas. Acá en México utilizan imágenes de la Virgen de Guadalupe en terrenos baldíos para evitar que las personas tiren basura.

 Designaholic_FdC_Ciencia_04

Pero con cuidado ¿no?. El utilizar imágenes religiosas para cambiar el comportamiento de la gente huele a manipulación. Si al final, todo lo que diseñamos tiene que, a su medida, inspirar, educar y por qué no, desafiar al usuario, dónde está el límite entre ayudar a mejorar la calidad de vida o imponer un estilo de vida? Aquí viene la parte responsable que mencionas sobre tomar con humildad las creencias de otros aunque no compartamos los mismos dogmas.

Y eso es,en parte de lo que me gusta del razonamiento científico, que es bastante humilde. Comparado con otro tipo de creencias basadas en la fé, la diferencia está que la Ciencia acepta cuando no sabe algo (al final la curiosidad es lo que motiva a la ciencia) y sabe muy bien aceptar cuando se equivoca. Acordémonos que Plutón ya no es planeta. Mientras que por otro lado, algunas religiones (motivada por sus dogmas) parecen castigar la curiosidad.

Pero si el diseño se mueve dentro de lo objetivo y lo subjetivo, ¿dónde estará ese balance?

3 de Abril, Delft, Holanda.

Miguel escribió:

Del guiar al manipular quizás hay pocos pasos. La humildad es necesaria para lograr cierto nivel de empatía con las personas que nos rodean y los usuarios a los que queremos servir. Sin embargo también es necesaria un poco de soberbia en cierto punto del proceso para poder decir que equis o ye cosa es la indicada para lograr cierto objetivo.

Al final lo que se busca en los puntos de decisión y de compra (por la rapidez con la que los humanos tomamos decisiones de consumo) es lograr que una creencia y fe del usuario o consumidor… la razón siempre toma más tiempo y análisis… Es a los diseñadores quienes nos toca pensar muy bien en el qué, cómo y porqué de un producto, nos pagan por hacerlo y por hacerlo bien.

Yo creo que el balance entre lo objetivo y lo subjetivo está en el criterio, esto es saber discernir qué combinaciones son las más adecuadas para ciertos fines. Un buen criterio se logra sólo con los fallos y aciertos que suman conocimientos y forman la experiencia, que es lo que hace más valiosos a las personas con años en este tipo de campos.

Aprender, intentar, aplicar, fallar y volver a intentar, eso es lo que forma el criterio y personalidad de un diseñador y con ello su manera de integrar lo tangible con lo intangible, las creencias con la razón.

4 de Abril, México DF.

José escribió:

Y no olvides el buen gusto!

Conoce más de Fuera de Contexto y escucha sus podcasts en:

www.fueradecontexto.mx

 

Comparte este artículo:

Publicidad

Reciente