Reflexiones: Condenados a ser autoproductores

Miércoles 3 de Diciembre de 2014 Publicado por Lorenzo Díaz

Nos emociona en Designaholic darle la bienvenida a la nueva columna “Reflexiones” escrita por Lorenzo Díaz, empresario y activo promotor del diseño y la arquitectura, tanto mexicana como de las más vanguardistas expresiones mundiales. Cada mes, Lorenzo compartirá su punto de vista y cuestionamientos de diferentes aspectos del negocio, promoción y escena del diseño dentro y fuera del país. ¡Bienvenido! 

_

Constantemente, como un deportista que pelotea contra la pared a manera de calistenia, observo, analizo, estudio y comparo lo que se presenta como novedad en el mundo del diseño en el que a manera de oficio, y sobre todo como obsesiva pasión, me desempeño día con día.

Mi búsqueda intenta encontrar tendencias, flujos, directrices, mareas, corrientes, similitudes y demás fenómenos que me permitan comprender hacia dónde va el diseño y que posible futuro nos depara.

SAMSUNG CSC

Este año que concluye he tenido la fortuna de ver mucho diseño, sobre todo en persona y conversando con los protagonistas. En el extranjero acudí a cuatro importantes eventos. La Semana del diseño en Milán, la Bienal de interiorismo en Bélgica, Orgatec en Colonia y la Bienal de Arquitectura en Venecia. En nuestro país acudí a encuentros de diseño en varias ciudades entre los que destacan por supuesto en la Ciudad de México Maco ,Habitat Expo, Design Week, Abierto Meixcano de Diseño y Generación Decode en Monterrey así como el Festival Wit en Guadalajara además de impartir conferencias en varias universidades.

Son ya más de 25 años que estoy, como modus vivendi, metido en esto del diseño; mundo en el que literalmente crecí. Una pregunta que me hacen constantemente y que con trabajo contesto es ¿Y hacia dónde va el diseño Mexicano? Y es que no lo veo claro.

Constantemente se habla que vivimos un boom del diseño local, que está de moda, que crece a pasos agigantados, que finalmente es algo de lo que se podrá vivir decorosamente. Porque hay que confesarlo, continuamente se asevera que el diseño no existe en nuestro país y que se vive miserablemente si se escoge como única manera de vida. A mi forma de ver ni una ni otra son la realidad.

SAMSUNG CSC

El diseño en México, al contrario de lo que se dice, no es joven. Claro si lo comparamos con las carreras de leyes o medicina es un bebé pero si pensamos en la edad de medios como los blogs o las redes sociales ¡es en realidad algo más que un abuelo! Seamos claros, el diseño como carrera, por ende como profesión, existe en México ya desde inicios de los años setenta.

Que el diseño entonces nació en un mal momento para el país, ¡eso si! La profesión de diseñador nunca vio las mieles del “desarrollo estabilizador” y empezó a cristalizarse de lleno en las crisis que, desde mediados de los años setenta, son la palabra de orden. Vaya peripecias pasaron aquellas primeras generaciones para entender y hacer propias las tendencias del diseño internacional con conceptos como el hi-tech y los procesos de economías altamente industrializadas. Causaban risa los intentos por emparejarnos, infructuosamente, a los estándares mundiales. En el mejor de los casos algunos diseños tendían a ser caricaturas de nuestras ambiciones primermundistas.

SAMSUNG CSC

Sigo viendo, sin embargo, cada vez que acudo a estos encuentros una serie de empresarios incipientes que ofrecen algo que llaman diseño. Son en su mayoría diseñadores que empujados por las circunstancias se vuelven sus propios editores y clientes. Es algo que por décadas he visto en el mundo que llamamos ahora del “design”. Veo una falta de articulación espantosa. Veo circular por los pasillos de ferias, mercados, mercadillos y bazares a otros diseñadores que autocomplacientemente se rodean de objetos discretamente bien proporcionados que hacen suyos para llenar sus hogares y en el mejor de los casos pagan a precios bien calculados. Lo que no veo en esos pasillos es la industria y los empresarios consolidados comprando objetos de diseño, mucho menos los servicios de los diseñadores.

Veo en estos encuentros creativos que las universidades prepararon para servir a una industria que ni los voltea a ver, convirtiéndose en empresarios mal preparados y luchando contra pequeños productores que les hacen de proveedores de manera muy informal.

SAMSUNG CSC

El mundo, y la crisis financiera por la que atraviesan la mayoría de las economías desarrolladas, ha puesto a millares de profesionales de patitas en la calle y esto ha llevado a capitalizar la propia creatividad con acercamientos en pequeña escala. La mezcla de tecnologías de producción en bajos volúmenes y la nostalgia por los procesos artesanales ha puesto en boga lo que se ha dado por llamar “Techno Craft”, donde productos de series limitadas y mucho contenido manual mezclado con piezas nacidas directamente de los programas de computo, crean inventarios mínimos que surgen de bajas inversiones y de procesos semi industrializados de gestión poco compleja.

Esto precisamente, y de manera muy afortunada, ha venido a encajar con las carencias que existen en nuestro mercado. Como guante la tendencia ha caído a la perfección en nuestra eterna incapacidad para industrializar nuestro diseño y lo que antes era precariedad ahora es tendencia y está de moda. Como gran obra de la casualidad el movimiento mundial, el que nace de una fuerte crisis como la que dio origen a nuestro diseño nacional, encaja perfecto y nos encontramos por vez primera a la altura de la caída de la economía global.

SAMSUNG CSC

Lo cierto es que, como condena, seguimos reducidos a ver crecer diseñadores autoproductores gestionando empresas de manera empírica. Seguimos viendo una completa desvinculación entre industriales y creativos tendiendo a poner de moda los mercadillos, bazares, colectivos y demás agrupaciones de índole precaria para dar flujo a una incipiente pero poco potenciada industria del diseño que dista de ser lo que las universidades a todas voces cantan: “diseño industrial”

 

Lorenzo Díaz
@lorenzodiaz

_

Lorenzo Díaz Campos es un activo promotor del diseño y la arquitectura, tanto mexicana como de las más vanguardistas expresiones mundiales. Más allá de su vida estrictamente profesional dedica mucho de su tiempo libre a este mundo, su hobby es entonces buscar, estudiar y aprender sobre todo lo relacionado con el fascinante mundo del diseño y la arquitectura como disciplinas de expresión y solución a los problemas de la sociedad contemporánea.

Comparte este artículo:

Publicidad

Reciente